Bartolomé Carrión, elegido Agricultor de Año 2011

El pasado sábado se formalizó el nombramiento de Bartolomé Carrión como Agricultor del Año en un acto celebrado en el Espacio Cultural Castillo de Jumilla.

Reconocimiento que otorga por segundo año el Instituto de la Cultura del Vino y la Federación de Peñas de la Fiesta de la Vendimia y que sirva para reconocer la labor a lo largo de los años de personas que han entregado parte de su vida a las labores del campo.
Este año, el galardón recayó en la figura de Bartolomé Carrión, hombre que ha sabido transmitir a sus hijos, y ahora también lo hace a sus nietos, los valores que aprendió de su padre, forjando durante su vida, siempre al lado de su esposa Ana María, una vida de dedicación sin descanso, trabajando de sol a sol, con frio o calor, a este menester a veces tan ingrato, el cual, hoy le devuelve a través de este reconocimiento, todos los años de esfuerzo por salir adelante en esta profesión tan sacrificada.

Bartolomé Carrión, de 78 años, padre de dos hijos y abuelo de cuatro nietos, estuvo arropado por la mayoría de los concejales de la corporación municipal, con el Alcalde, Enrique Jiménez a la cabeza, el presidente de la D.O. Vinos de Jumilla, Pedro Lencína, los presidentes de los estamentos organizadores, Emiliano Hernández y Blas Javier Guirao, así como familiares y amigos que quisieron, en este día tan importante para el galardonado, estar cerca de él.

Antes de recibir Bartolomé Carrión el nombramiento, Andrés y Verónica, encargados de conducir de forma muy amena la gala, dieron paso a Rosalía Ruiz y Francisco Javier Vázquez quienes dieron buena cuenta de todos los actos que se desarrollaran durante la 40 edición de la Fiesta de la Vendimia.

Acto seguido la periodista Mari Carmen Cañete, fue la encargada de hacer la semblanza del Agricultor del Año, inspirándose en sus propias vivencias como conocedora personal del homenajeado, destacando, de forma pormenorizada, lo que ha sido su esforzada vida dedicada al campo.

Blas Javier Guirao y Emiliano Hernández fueron los encargados de entregar la distinción a manos del Agricultor del Año 2011, quien lo recibió muy emocionado, destacando lo duro que ha sido el trabajar durante toda su vida en el campo, aunque dijo que había merecido la pena entregarse en cuerpo y alma.

Acto seguido, su hijo Agustín tomo la palabra, para en un sentido discurso alabar los conocimientos que su padre ha sabido inculcarle, ensalzando los valores humanos su progenitor, aunque dejó paso a los nietos de Bartolomé, Alberto, Ángela, Eduardo y Elena, sus verdaderos tesoros, para que expresasen lo que significa el tener una persona tan importante en sus vidas, contando los nietos algunas de las muchas cosas que su abuelo les ha enseñado.
Los presidentes del Instituto de la Cultura del Vino y de la federación de Peñas de la Fiesta de la vendimia se dirigieron a los asistentes y felicitaron al nuevo Agricultor del Año, destacando la enorme importancia de que este reconocimiento esté presente en nuestra cultura, ya que se reconoce a quienes hacen posible con su esfuerzo el mantener viva nuestro bien mas importante, como es la agricultura.

Cerraron por este orden, el concejal de Agricultura, Francisco Martínez, el cual estaba, como agricultor que es, emocionado y contento de que este fuese su primer acto público como concejal, felicitando, como es lógico a Bartolomé. El Alcalde, Enrique Jiménez puso el broche final, ensalzando la dura vida que tienen los que se dedican a la agricultura y entregan su vida a mantener sus tierras y sobre todo uniéndose a la enorme alegría de que sea Bartolomé el Agricultor del Año 2011